Datos del autor

Héctor Lavoe

Héctor Juan Pérez Martínez (30 de septiembre de 1946 – 29 de junio de 1993) fue un cantante de Salsa Puertoriqueño. Lavoe nació y se crió en Machuelito un sector de Ponce. Tempranamente estudió en el conservatorio y desarrolló interés en la música inspirado por Jesús Sánchez Erazo. Se mudó a Nueva York cuando tenía diecisiete... Héctor Juan Pérez Martínez (30 de septiembre de 1946 – 29 de junio de 1993) fue un cantante de Salsa Puertoriqueño. Lavoe nació y se crió en Machuelito un sector de Ponce. Tempranamente estudió en el conservatorio y desarrolló interés en la música inspirado por Jesús Sánchez Erazo. Se mudó a Nueva York cuando tenía diecisiete años. En su primera semana en esta ciudad, estuvo en la orquesta de Roberto García. Durante ese período, Lavoe estuvo en otros grupos, incluída la Orquesta de Nueva York, Kako All-Stars y la orquesta de Johnny Pacheco.



En 1967, Lavoe se convirtió en vocalista en la Orquesta de Willie Colón, en donde grabó grandes éxitos como El malo y Canto a Borinquen. Mientras pertenecía a esta orquesta, Lavoe se convirtió en adicto a la drogas. Colón finalmente decidió no trabajar con Héctor en el escenario, pero siguieron siendo buenos amigos. Lavoe formó su propia orquesta, donde era vocalista. Como solista grabó canciones como: El cantante, Bandolera y El periódico de ayer ('El Cantante' fue compuesta por Ruben Blades, 'Bandolera' por Colón y 'Periódico' por Tite Curet Alonso.) Durante éste período era invitado como vocalista de Fania All Stars.



En 1979, cayó en una profunda depresión y buscó ayuda de un santero (en la Santería) que atendió su problema de drogas. Después de su corta rehabilitación, sufrió otra recaída por la muerte de su padre, su hijo y su suegra. Después de estos acontecimientos se le diagnosticó VIH, afectando a Lavoe a tal punto que intentó suicidarse desde el balcón de un hotel. Lavoe sobrevivió y grabó un album antes de que su estado de salud empeorara. Lavoe murió el 29 de junio de 1993, debido a una complicación con el SIDA.

ver más


"Es chévere ser grande, pero es más grande ser chévere"

4,32