Visor de Frase

"Mira dos veces para ver lo justo. No mires más que una vez para ver lo bello"

Henry F. Amiel

3,13
Compartir


Comentarios para esta frase

Uniko111

Belleza influyente en la justicia.

El habla de la belleza exterior; cuando nacemos no somos igual de bellos,segun la justicia debemos ser todos iguales. La belleza influye ALGUNAS veces en el modo de decidir de las personas e impide tomar decisiones justas.


Uniko111

Belleza influyente en la justicia.

El habla de la belleza exterior; cuando nacemos no somos igual de bellos,segun la justicia debemos ser todos iguales. La belleza influye ALGUNAS veces en el modo de decidir de las personas e impide tomar decisiones justas.


Omarmora

Mi búsqueda para adiconar datos sobre el autor, tuvo este resultado:

Henri Frédéric Amiel nacido en Ginebra,el 27 de septiembre de 1821, murió en la misma ciudad natal, el 11 de mayo de 1881. Filósofo y moralista suizo, autor de un célebre Diario, descendía de una familia hugonote que se trasladó a Suiza después de la revocación del Edicto de Nantes.Huérfano desde temprana edad, Amiel viajó mucho, haciéndose amigo de líderes intelectuales europeos, y estudio especialmente filosofía alemana en Berlín. En 1849 fue designado profesor de estética en la Academia de Ginebra, y en 1854 se hizo el profesor de Filosofía moral. Estos cargos, conferidos por el partido demócrata, le hicieron perder el apoyo del partido aristocrático, que dominaba casi toda la vida cultural de la ciudad. sigue. .


Omarmora

Concluye biografía. sigue comentario. . .

. .. Este aislamiento inspiró un libro por el cual todavía conocen a Amiel, el Diario Intime ("Diario Íntimo"), que, publicado después de su muerte, obtuvo reputación por toda Europa. Su Diario obtuvo una simpatía que el autor no halló en vida. Además, produjo varios volúmenes de poesía y escribió estudios sobre Erasmo, Madame de Staël y otros escritores. "La Belleza es una apreciación instantánea, la Justicia se persigue incansablemente".Mientras más se escudriñen los sucesos en busca de un fallo justo, mejor se aplicará la Justicis, soo superada por la misericordia, la Belleza es una gracia que lo compensa todo.


BESTIA666

¿ quien eres, idiota, que pretendes enseñarme a mirar ...?

No miro para ver lo justo: Razono - y para mirar la Gioconda debe mirarse mil veces. A ti, Amiel, no te ha mirado ni siquiera Cerbero. Mìrate un poco y veràs un magnìfico concierto de imbecilidades. Aunque mires y mires no encontraràs jamàs esa cosa repugnante llamada justicia; y si miras una sola vez para encontar la belleza la hallaràs en las creencias. Abur, cretino.


Laleyenda

Universal

La belleza a pesar q es un concepto relativamente subjetivo, cuando esta es demasiado profunda se convierte en universal, y solo basta con mirarla una vez para saber q se trata de verdadera belleza, pero la justicia segun un Socrates es dar a cada quien lo que se merece ¿pero como saber si damos a cada quien la parte q le corresponde? si X ejemplo la familia de una victima considera q la pena q se le impone al agresor de su ser querido nunca es suficiente para subsanar el daño producido X este, y X otro lado la familia del victimario y el victimario en si siempre ven la pena como exagerada, entonces es hay cuando surge la pregunta ¿existe la justicia? ps es bien sabido que una justicia demasiado blanda o muy fuerte o quizas tardia no constituye una verdadera justicia y es hay cuando es dificil saber si se hizo realmente la justicia por q es casi una utopia pensar q siempre se va encontrar ese punto medio donde la justicia no sea ni muy dosil ni muy fuerte y esta solo sea justicia.


Laleyenda

Universal

La belleza a pesar q es un concepto relativamente subjetivo, cuando esta es demasiado profunda se convierte en universal, y solo basta con mirarla una vez para saber q se trata de verdadera belleza, pero la justicia segun un Socrates es dar a cada quien lo que se merece ¿pero como saber si damos a cada quien la parte q le corresponde? si X ejemplo la familia de una victima considera q la pena q se le impone al agresor de su ser querido nunca es suficiente para subsanar el daño producido X este, y X otro lado la familia del victimario y el victimario en si siempre ven la pena como exagerada, entonces es hay cuando surge la pregunta ¿existe la justicia? ps es bien sabido que una justicia demasiado blanda o muy fuerte o quizas tardia no constituye una verdadera justicia y es hay cuando es dificil saber si se hizo realmente la justicia por q es casi una utopia pensar q siempre se va encontrar ese punto medio donde la justicia no sea ni muy dosil ni muy fuerte y esta solo sea justicia.


Julianeustaquio

Con los ojos del alma...

Somos seres espirituales con una manifestaciòn fìsica, apreciar la belleza es una experiencia subjetiva y generalmente es visual la primera impresiòn, de allì en adelante la belleza deja de estar en el objeto para instalarse en el sujeto. La manifestaciòn individual de esa aprehensiòn particular de la realidad es diferente para cada individuo. De allì, surgen expresiones y manifestaciones que admiramos, como artistas y poetas quienes con la misma realidad nos transmiten otras que no vemos. Besos y abrazos a mis amigas y colegas en el Foro.


Tonypotosino

Tan relativo como el tiempo...

Miramos una sola vez para apreciar la belleza física de las personas y de las cosas, pero en las primeras con el paso del tiempo disminuye, no así con la belleza espiritual que podría ir eventualmente en aumento. Eso por aquello de que la belleza es una especie de propiedad de las cosas que permite amarlas, infundiendo en nosotros deleite espiritual. Según el DRAE, propiedad que existe en la naturaleza y en las obras literarias y artísticas...


Tonypotosino

La invidente justicia...

Ahora, si hablamos de justicia, lo plantearía también de una manera hipotética donde el tiempo juega un papel preponderante. No habrá justicia en el sentido estricto de equidad social cuando nuestro sistema educativo no forme ciudadanos para una realidad que planteamos en nuestras utopías en el tiempo y en el espacio, por ello es válido repensar en aquello de que a cada quien con sus potencialidades y de acuerdo con sus necesidades. Cuando nos erigimos como jueces rara vez lo hacemos calzando los zapatos del enjuiciado.


Mostrando 1-10 de 12