Visor de Frase

"El hombre se aproxima con su obra a la gratificación de sus deseos"

Sigmund Freud

3,60
Compartir


Comentarios para esta frase

Tauffer

Ciertamente

La frase es exacta , porque todo lo que realiza el hombre durante su existencia tiene como fin ultimo conseguir sus deseos , pero tal como dice Freud, " SOLO ES UNA APROXIMACIÓN. ¿ POR QUE RAZÓN ? ¿ ¡ NO LO SÉ !


Vitin68

Segismundo, de pronto no pensaba tanto en sexo y le salían estos aciertos.

Es decir, que nada hay más motivador y lleno de sentido en la vida que luchar por lo que anhelamos y si es algo noble o bien hecho, tendrá la aprobación y hasta la admiración de los demás. Aunque suele ser en la juventud nuestra la máxima manifestación de las ansias por cumplir nuestros anhelos en la vida, de todas maneras es un sentimiento motivador a cualquier edad mientras no renunciemos a ello y, claro, seamos, dentro de nuestro optimismo, también realistas acorde a las circunstancias que limitan sobretodo los plazos en que esperamos se cumplan los deseos propios. Pero más que esperar felicidad egoísta solo por nuestros logros, una gran y segura satisfacción en la vida es que ellos beneficien a los demás. Esperemos la muerte deseando siempre hacer cosas nuevas, así está demorará más en llevarnos-V.H.


BESTIA666

¡ freud sòlo ...ra ...ra...ra ! ...

Aunque es una perogrullada, es sinònimo de una satisfacciòn mas grande que una catedral. Ciao.


Dakorta70

Por supuesto...

El hombre (neutro) se esfuerza por alcanzar un fin determinado, el cual considera le aportará beneficios según el caso, podrán ser individuales o colectivos. Aunque penosamente, no siempre se logran los objetivos originalmente trazados, debemos estar dispuestos a recurrrir a las alternativas útiles para llegar al fin deseado. Si fuera necesario modificar el objetivo parcialmente para llegar algún día a lograr obtener el total. Saludos, amor y paz a quienes me ilustran.


Acuariano

Cuando el deseo.

...Se hace dueño del hombre, el hombre ya no piensa,y solo se gratificará y ojala gratificará a otros,u otras,pero comunmente el soló piensa en gratificarse a si mismo...Como muchos estarán de acuerdo conmigo.


Julianeustaquio

Un elogio a la realizaciÓn...

No todos los hombres son capaces de edificar una obra por cuenta propia, aún cuando deban ocuparse en algo para conseguir el sustento, una alta proporción de la humanidad sobrelleva la vida a cuestas y la obra en la cual trabajan está dirigida y su ejecución enaltecerá a alguien que no es él. Para vivir plenamente se deben arrostrar las incertidumbres y la posibilidad de fracasar embarcados en la realización de sueños, metas y ambiciones. Solo entonces "El hombre se aproxima con su obra a la gratificación de sus deseos"... Y mi deseo es que cada una de mis amigas y amigos albergue sueños de grandeza y logre culminar sus propósitos. Abrazos colegas.


Tonypotosino

Recordemos que…

“Obras son amores y no buenas razones”. Las razones son meras palabras o pensamientos que se pudieran cristalizar en acciones, todo es cuestión de actitud voluntaria y esfuerzo sostenido. De nada sirve tanta perogrullada si no pasas de las palabras a los hechos. Se puede hallar a una persona que dice que quiere mucho a su prójimo, pero si no lo demuestra, de nada vale, miente. El amor trasciende, las razones pueden quedar simplemente en la mente y este mundo seguirá igual. Con respecto al término aproximación, debemos tener presente otro proverbio castellano que reza: “Obra común, obra de ningún.” Nuestros antepasados amerindios trabajaban mucho bajo esta premisa solidaria: El convite, también llamado, mano vuelta, cayapa,…, que años más tarde se conoció en Inglaterra como movimiento cooperativista, y, en los tigres asiáticos, el principio de reciprocidad. Una forma de echar por tierra deseos individualistas.


JOPM

Freud.........acertjo

Sólo se aproxima......porque en la búsqueda de gratificación, el hombre deja en su obra la expresión de su deseo.


Julianeustaquio

Al fin...parece que hay conversión:

De mi estimado colega el forista del inframundo ha reconocido que una verdad puede ser "...tan grande como una catedral". Son buenos síntomas y hay que acoger su nueva disposición de fe con reverencia.