Visor de Frase

"La envidia y el odio van siempre unidos. Se fortalecen recíprocamente por el hecho de perseguir el mismo objeto"

Jean de La Bruyère

3,82
Compartir


Comentarios para esta frase

ALAS

Hola

yo quisiera preguntarles por que ya no me estan manadando la frasa de ho no la he recibido ni ayer ni hoy si ustedes ya no me la quieren mandar por favor canhcelen mi cuenta ok


Cppl_3

Hijaa

los reclamos de cuenta es por el correo no x comentarios


Ankura

No estoy de acuerdo

Sinceramente no estoy de acuerdo con esta frase ya q yo odio a una persona, no porque le envidie, le odio xq su mayor aficion es putear a una amiga y eso me patea y por eso le odio


Tonypotosino

No sÓlo la envidia y el odio

Tal vez ocurran casos como el de quien me precedió, lo cierto es que, en cuestión de bajas pasiones y tendencias negativas, debemos cuidarnos, en razón que no sólo odio y envidia andan unidos, también el egoismo y otras tantos vicios que hacen de las suyas en el comportamiento de seres sujetos a estos tipos de actitudes ante la vida.


Ppt

Retroalimentacion malosa

Yo creo que es verdad la frase solo en algunas ocasiones , no siempre, aunque poniendonos a examinarnos y reflexionar despues de que le tomas idea a alguien siempre que le va bien comenzamos a envidiar. Seamos realistas. Amor y paz a todos


Bolpersa

Bolívar perigault sánchez comenta

Los buenos y malos sentimientos, las bajas pasiones, los malos pensamientos, el odio, el rencor, la envidia, la pereza, la mala voluntad, etc, vienen del corazón del hombre. Es por ello que Dios Padre nos regaló a JESÚS, quien entregó su vida por amor para darnos salvación y vida eterna. Es dogma de FÉ para los que creemos. No es pecado tener tales pensamientos, puesto que Dios lo permite para que veamos nuestras debilidades. Pero el asunto no se queda allí. El nos provee de su Espíritu Santo para guiarnos en ese reinar del Amor de Jesús en nuestros corazones. Así, en la medida que dejemos que la palabra de Dios y Jesús moren en nosotros, esas raices de amargura se van. El Amor cubre multitud de faltas. La Biblia al respecto lo define con excelencia en Corintios 13. Dios es amor, y si decimos que creemos en ÉL, tenemos que vivenciar el Amor de Jesús, en el cual no hay cabida para su antitésis. Bendiciones.


Bolpersa

Bolívar perigault sánchez comenta ii

Es bueno saber que para aquellos casos de raices profundas de amargura, de rencor, de odio, etc, Dios Padre, a través de su Espíritu Santo y su Palabra Viva, nos proveen los mecanismos para recibir sanidad interior. Es la sanidad del alma y del espíritu. Sólo ÉL puede penetrar en lo más interno de nuestra mente y corazón. Allí donde no puede pentrar la psicología, donde los mejores expertos quedan limitados en su sabiduría y son incapaces de dar respuesta al alma afligida, Allí precisamente interviene el Espíritu Santo para bendecirno y orientarnos en salud física y espiritual. Es mi oración que el Señor, Dios de Poder, bendige y sana la mente y el espíritu de quienes a ÉLclamen, en el nombre poderoso de Jesús. Saludos y bendiciones a tod@s desde mi Panamá querida.


Gretelona

Es muy cierto. a mi me han odiado.

Al odiarte, también te envidian, entonces los sentimientos van aunados, no hay causa por la cuál sentir envidia por las demás personas, hay que valorar lo que tenemos y con lo que vivimos. Por eso adoro mis senos, mis glúteos, mi voz, mis caderas y mis piernas (bien que me sirven). Por eso no envidio a otras mujeres como suelen envidiarse entre ellas.